El show de los muertos.

Iba a un curso de programación nocturno, pero valió queso por dos razones:

1. No había muchos alumnos y terminaron cerrando el curso hasta la siguiente convocatoria, como por Julio, pero para que yo me incorpore tendrán que avanzar hasta donde llegué yo, entonces ingresaré como por agosto, creo.
2. No aprendí NADA, no mamen…

El primer módulo era, según, «sistemas operativos», mierda de modulo, mierda de ingeniero que nos lo dictó, apenas si aprendimos que hay windows y linux-unix, vale verga…y eso lo que pusimos atención por que los otros ni deben saber que hay linux-unix.

El otro modulo era «ofimática» mierda de módulo, mierda de ingeniero que nos lo dictó, aprendimos a usar patateramente el word y el excel. No mamen, excel es una herramienta muy muy muy potente, pero sigo sin aprender a usarla por que el ingeniero solo se dictaba a joder con su celular, mierda de docente, no me extraña, tenía pinta de zoquete.

Mierda de compañeros, de verdad, habían dos weyes y uno iba conmigo a la Fac. Tec, a electrónica, y según se salió por que «las tareas le absorbían y era mucha carga»… que no mame, el cabrón no puede aprender a escribir en word pero sí es cabronsísisismo en billar y manejando su auto de manera peligrosa para impresionar.

El otro, no sé, pero tampoco venía, y eso que yo a veces me saltaba clases por que no aprendía nada nuevo y de pronto me daba ansiedad por querer salirme.

Otra, una chica, andaba hinchando la paciencia por que «deberíamos avanzar más materia»; la verdad, también yo lo pensaba, pero ella se dedicaba a hacer público que ella quería avanzar más…y reprobó el primer examen; se fue a un extraordinario y de ahí no sé que pasó, pero no volvió.

Hay un Don que si le está dando al estudio; pero de los que comenzamos creo que solo tres llegamos al tercer módulo, mierda de estudiantes zoquetes.

Deben ser de auditoría.

En fin, el título me servirá algo, ya después de toda esa mierda inutil teníamos que entrar a métodos de programación y base de datos y todo eso, pero ya qué, me metí a un curso de analisis estático de estructuras de un cuatro modulos, cada modulo de una semana, en ingeniería civil y ahora es todo todo todo todo lo contrario, me siento bien zoquete ahí.

Es que civil es la ingeniería más cabrona de la UATF, y me siento bien bajoneado cuando estoy entre esos weyes, quizá piensan:

-Qué triste, ese no puede resolver todos los ejercicios del Cálculo de Schaum.

Y pues no, no puedo, ni la mitad, la verdad.

Tenía que comenzar ayer, pero una chica se cargó al data y los pospusieron para hoy. Me dan ganas de fusilarme un libro de analisis estructural para estar al nivel, pero no hay tiempo, ni ganas la verdad.

Al final soy bien bien bien mediocre.

Qué triste es todo esto. Etiquetas: conflictos, Corre por tu vida, Mua, programacion, sistemas, Tec, Universidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.