¿”Linux”, “GNU” o “GNU/Linux”? ¿Qué es lo correcto? ¿Tú como le llamas?

¿”Linux”, “GNU” o “GNU/Linux”? ¿Qué es lo correcto? ¿Tú como le llamas?: «

Bueno, en primer lugar, aclarar que aparte de ser un viejo debate, psicológicamente el ser humano cuando está convencido de algo, es imposible que cambie de opinión a menos que sea extremadamente evidente y haya un cambio profundo en su manera de ver las cosas, por lo que está claro que los que tengamos una idea hecha, no vamos a cambiar de opinión. Sin embargo, este tema puede provocar un interesante debate para que todos sepamos la esencia de nuestro particular mundo libre y sobre todo, saber otorgar los méritos adecuados. :D

Antes de empezar, creo que es conveniente aclarar unos puntos que todos sabemos y asumimos (o al menos deberíamos):

  • Técnicamente, Linux es sólo un kernel, GNU es un sistema de herramientas y componentes para todos los UNIX-like
  • GNU es, ideológicamente, la coletilla que nos lleva al movimiento de la Free Software Foundation y todo lo relacionado con una parte importante de filosofía del software libre (hay más movimientos, como BSD)
  • Siguiendo la línea de lo anterior, el movimiento GNU fue lo que impulsó las licencias GPL, y Linux está licenciado, en una parte muy importante, con estas licencias
  • Linux como núcleo usa muchas herramientas y componentes GNU
  • Nuestras distribuciones y por lo general, el llamado “mundo del pingüino”, técnicamente es “GNU/Linux”, y de eso no cabe la menor duda (y así debe de ser)

Tras estas líneas principales, ahora hay un debate amplio, lleno de conceptos e ideas, y por lo general, mucho más complicado de lo que parece, a pesar de que muchos en el día a día lo veamos sencillo.

En el ámbito popular, está claro que existe una cosa llamada “economía lingüistica” que no quita méritos a las palabras originales y por supuesto, nadie niega. Cosas como abreviar “auto” de “automóvil”, “finde” de “fin de semana”, “profe” de “profesor”, “bici” de “bicicleta” o incluso expresiones más elaboradas, como “adiós”, que es una abreviación/adaptación de “vaya usted con Dios”, aunque muchos no lo sepáis. Con esto, surge un debate entre moralidad, idea, y economía lingüistica: ¿Llamarle “Linux” a “GNU/Linux” es incorrecto o supone quitarle méritos a GNU? Para mí no.

Pero eso no es todo, sino que además, nuestro sistema operativo es tan rico y fue tan influenciado y hecho por tantas filosofías, que incluso en el tema de economía lingüística surge un gran problema: hay gente que considera que “GNU” para designar brevemente a “GNU/Linux” es lo correcto, y no “Linux” como muchos solemos decir. Por supuesto, también existe la opinión contraria.

¿Merece GNU más méritos que Linux? ¿Y al contrario? ¿Cuál es la pieza clave de todo esto? ¿Se considera más importante los componentes GNU, o al núcleo Linux? Los componentes GNU en otros sistemas operativos como los BSD… ¿Deberían de ser también nombrados?

Pongo un ejemplo práctico: BSD, concretamente FreeBSD o su derivación PC-BSD, que son un núcleo BSD más un gran parte importante de componentes libres GNU o licenciadas con licencias de éste movimiento, como las GPL. En ese caso, nadie se queja de la denominación: yo podría decir “BSD” tranquilamente sin que nadie (salvo algún caso puntual) me saltara a la yugular diciendo que lo correcto es “GNU/BSD” ni nada similar. Sin embargo, con Linux sí que pasa…

¿De dónde viene eso? Personalmente, voy a exponer la forma en la que yo lo veo, que difiere mucho de los seguidores de Richard Stallman, y ya no digamos del susodicho personaje:

A pesar de ser un tema complicado y admitir que “GNU/Linux” es el nombre clave y específico, y por tanto el correcto, personalmente y como probablemente la mayoría de la gente y fabricantes, le llamo “Linux”. Hay gente que dice que llamarle así no sugiere libertad, que es un nombre comercial y un montón de cosas más directamente vertidas de las ideas de Stallman, ideas que, en mi opinión y en la de muchos otros, no son más que la rabieta de querer ser protagonista o co-protagonista del SO del pingüino. Por supuesto, razones no le falta, ya que son componentes esenciales y gracias a su movimiento, Linux es licencia GPL. Pero, ¿merece la pena llegar tan lejos tan enfermizamente? ¿Dónde se encuentra la delgada línea que separa en querer que se reconozcan los méritos de la envidia o frustración al ver que alguien como Linus Torvalds se le adelantó al crear un sistema operativo 100% basado en sus ideales, antes que el propio creador de los mismos?

Creo que ante tantas cosas, en lo personal lo mejor es ser prácticos y sobre todo, abrir la mente: en este caso, el componente esencial, para mí es el predominante. Claro, para muchos GNU es el predominante, para otros (en los que me incluyo) es el kernel Linux. GNU es poco sin un núcleo, y Linux poco puede hacer sin los componentes de GNU… Asi que es un empate técnico que muchos intentan transladar al campo ideológico. Pero “Linux” también infunde libertad.

Cierto que Torvalds quiso en un momento hacerlo privativo, pero también hay que mirar el marco de la época en la que fue hecho y la difusión del software libre, que era prácticamente nulo. Pero gracias a los colegas de Torvalds y algunos problemas con BSD, Linus decidió hacer de su núcleo algo licenciado como libre y abierto. Como él mismo ha dicho:

Haber licenciado Linux bajo la GPL es la mejor cosa que he hecho.

Es por ello por lo que, también, Linus al final quiso que fuera libre y se siente orgulloso de ello, y por tanto también me inspira la idea de libertad.

También, llegados al caso de que Hurd saliera a la luz, creo que todos lo llamaríamos asi, y no “GNU/Hurd” porque sería redundante ideológicamente (según algunos que defienden la postura de que añadir “GNU” a “Linux” es lo que le da el significado de libre). Por tanto, lo llamaríamos “Hurd”, y por esa regla de tres y teniendo en cuenta lo que he dicho antes, decir “Linux” solamente es también correcto.

Y otra cosa más para rizar el rizo: ¿Y el mérito del resto de los componentes? ¿Qué hacemos con ello? ¿Los marginamos, o le damos también protagonismo como a los de GNU?

El “movimiento” BSD es un “movimiento” de software libre anterior al de GNU y aparte de éste en su manera de entenderlo (ya lo he comentado en una entrada al respecto), y también existen componentes BSD bastante importantes en Linux. ¿Es por ello por lo que deberíamos de decir GNU/BSD/Linux? ¿Y aplicar esto al resto de componentes y filosofías que hacen de Linux lo que es?

Para mí, es una auténtica estupidez. No le quito méritos a nadie, Linux no sería lo que es sin GNU (tanto componentes como filosofía), pero… Son sencillamente ideas y componentes que podrían ser perfectamente sustituídos. ¿Y si el creador de una distro GNU/Linux a pesar de defender el software libre no se siente identificado con los ideales de GNU? Tendría todo el derecho de llamarle a su distro sencillamente “XXXX Linux”, como pasa en muchísimos casos.

Es por ello que este largo, intenso y complicado debate, no tendría fin, y al final se pasa del terreno técnico al terreno ideológico, y ese es un poco más fangoso. Al final, acaba todo reduciéndose a otorgarle a GNU un protagonismo… ¿El que merece, o más del que se merece? ¿Hasta dónde llega su importancia? ¿Es imprescindible, o prescindible en todos los ámbitos?

Por ello, y para empezar a concluír con este artículo, solamente digo que a pesar de que “GNU/Linux” es lo técnicamente correcto y específico, en lo personal le llamo sencillamente “Linux” y defiendo la idea de poder llamarle así sin ningún tipo de presiones por parte de Stallman, la FSF o sus seguidores, por el sencillo hecho de que considero que a pesar de todo, fue Linux lo que impulsó todo eso hasta la fama que tiene, de igual manera que BSD es “BSD” por sí mismo sin ningún tipo de “GNU/BSD” ni nada similar.

Porque si siguiéramos su ejemplo, entonces seríamos esclavos de ideas más allá de la tangibilidad de éstas aplicadas, perdiendo el sentido de la lógica y de la práctica; perderíamos una parte de la propia idea de libertad al estar obligados a nombrar siempre esos componentes y porque, sencillamente, no seríamos capaces de llevar la libertad en el software sin una dichosa y maldita etiqueta, de esas que tantos (incluidos seguidores de la FSF) queremos quitar de toda la sociedad y lo que le rodea. Encasillar el concepto de software libre en la palabra “GNU” no es ser realmente libre y sobre todo, no ver el software libre más allá de las garras de la FSF o Stallman, y entonces, yo aplicaría la frase de :

Nadie es más esclavo que aquel que falsamente se cree libre.

Goethe

Considero por tanto, que el movimiento se demuestra andando, y una palabra no me hace libre, me hace libre los hechos, y el hecho es que Linux es la parte fundamental (el núcleo) que inspirado en los ideales de GNU, usando sus herramientas y gracias a la contribución de miles de desarrolladores independientes y empresas, ha hecho en la realidad (en lo palpable, en lo que podemos usar y manipular, en lo que nos demuestran) más por el software libre que el señor Stallman, su movimiento y sus etiquetas.

A pesar de todo, e insisto una vez más, Stallman, su movimiento y su aportación, es una parte importante del mundo del software libre, más allá de un núcleo, y es lo que importa.

Es por ello por lo que me considero un defensor del software libre y código abierto en su estado más puro: defiendo tal idea y productos, pero no soy esclavo de una en concreto. Me gusta GPL, me gusta BSD, me gusta Linux, me gusta OpenIndiana… Me gusta, en definitiva, la libertad en general y en este caso en el software, sea cual sea su origen, siglas, aportación o líder. ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.