Mountain prepara nuevo Graphite a la última

Aunque tengo pendiente un par de G30 Test más, no puedo contenerme a comentar la noticia que nos dejaba Mountain el último día del recién pasado 2014: se viene un nuevo Graphite y por lo que cuentan va a ser, una vez más, brutal. ¿También para Linux? He ahí la cuestión.

Por poner en situación al lector ocasional, cuando comenzamos con la zona Mountain lo hicimos de la mano del Graphite 30, un portátil de altos vuelos que unos meses después recibió un remozado interesante y que se prepara a recibir el siguiente, que veremos concretado a finales de enero. Estas son las especificaciones técnicas que ha adelantado la compañía:

  • Pantalla 15,6″ QFHD (3840×2160)
  • Procesador Intel® Core™ i7 4790
  • 2x 4GB DDR3L 1600 SODIMM
  • SSD 256GB M.2 550MB/s
  • Nvidia GTX 980M 8GB GDDR5

A lo que hay que sumarle teclado retroiluminado, algo que eché en falta en el anterior modelo, y es que un equipo de este nivel lo merece. Lo demás, a lo mejor, sí que asusta un poco, porque ya hemos hablado de las pantallas de infarto y de la decidida apuesta de Mountain por 4K, y por lo menos para lo que es el usuario “corriente”, sigue sonando excesivo.

Mountain prepara nuevo Graphite a la última

Sin embargo, ni este pedazo de máquina va dirigida al usuario “corriente” -otra cosa sería el usuario corriente, exigente y pudiente-, sino al profesional que necesita una herramienta potente y fiable; ni será obligatoria la pantalla QFHD, también estará disponible en Full-HD.

¿Qué hay de la gráfica dedicada, otro de los puntos de interés? Si nos guiamos por lo que dice Phoronix, la GTX 980 es la mejor GPU para el jugón linuxero, no obstante, se refiere a la de sobremesa. La GTX 980M equivaldría más o menos a la GTX 970, que recurriendo a Phoronix de nuevo, ofrece un gran rendimiento en Linux.

Sin conocer las especificaciones completas y probarlo poco más puedo añadir, pero un buen indicativo en estos menesteres suele ser el catálogo de System76, que como sabéis solo monta ordenadores con Ubuntu. Entre las posibles configuraciones del Bonobo Extreme, el ‘monstruo’ de la firma -y aun así palidece frente al próximo Graphite-, se encuentra la GTX 980M, así mala elección no debe ser.

Sea como fuere, el Graphite que viene promete caña al estilo Mountain, eso seguro. Ahora, ¿valdrá para Linux? Según parece, sí. ¿Lo va a recomendar MuyLinux? Si os lo podéis permitir os lo recomiendo desde ya, ¡menudo bicho! ¿Recomendación oficial, como la del Steel X o el Quartz? Pues no. Eso requiere de más que una lista de características técnicas y tal vez somos más exigentes -o precavidos, no digo que no- en este tema.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.