Las donaciones, ¿le llegan a Ubuntu?

Las donaciones, ¿le llegan a Ubuntu?

Como seguramente sabéis, a finales de 2012 Canonical implementó un paso intermedio a la descarga de Ubuntu donde se le pide ayuda económica a quien va a descargar. Al estilo Humble Bundle, es posible escoger la cuantía y el destino de la aportación, de manera que el usuario puede decidir entre contribuir con las diferentes ramas de desarrollo de la distribución -escritorio, móvil, tablet, cloud…-, con la comunidad o simplemente darle una “propina” a la empresa.

La introducción de esta petición chocó un poco al principio por lo directo, aunque no deja de ser una forma honesta de recordar que si bien el producto es gratuito, el trabajo que hay detrás precisa de beneficios para su continuidad. La pregunta es, ¿se rasca la gente el bolsillo, o pincha sin pensárselo dos veces en el not now, take me to the download? No tenemos una respuesta total, pero al menos lo que que va a parar a la comunidad sí está convenientemente detallado.

Michael Hall, empleado de Canonical, ha publicado el informe correspondiente al tercer trimestre de 2014, de julio a septiembre, meses en los cuales las donaciones dirigidas a la comunidad superaron los 11.000 dólares. Se especifican también los gastos, incluyendo viajes a y patrocinio de eventos, compra de equipamiento e impresión de material con un costo en ese periodo de poco más de 8.000 dólares. Sin embargo, el fondo comunitario no va tan justo como parece: el “acumulado” -lo que va sobrando- asciende a más de 46.000 dólares, a falta de actualizar los datos con lo invertido e ingresado en el último trimestre del año.

El informe da detalle de los gastos -viaje concreto y persona, por ejemplo- y como curiosidad, decir que no se pueden quejar en Kubuntu, porque son de los que, en el buen sentido, más se aprovechan de esta vía que, cabe recordar, está abierta a cualquiera: “Si quieres viajar a un evento, te gustaría que patrocinásemos un evento, necesitas hardware para desarrollo o pruebas o cualquier otra cosa que creas que beneficiará a Ubuntu o a la comunidad, rellena este formulario de solicitud“, apunta Michael Hall.

Por lo que vemos, sí hay gente comprometida que aun pudiendo descargar gratis, aporta su granito de arena.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.