Munich analiza abandonar Linux y volver a Windows

linux windows

Hace unos años, allá por 2003, el software libre recibió un fuerte espaldarazo por parte de la ciudad de Munich (Alemania) cuando desde el Ayuntamiento de esa ciudad se propuso migrar todos los sistemas informáticos a software libre, basándose para ello en Debian y OpenOffice como plataforma, cambiando luego a Ubuntu y LibreOffice. La idea desde luego era la de ahorrar en costos de licencias, ya que los más de 14.000 ordenadores que tenían en las dependencias oficiales utilizaban Windows NT 4, que por aquellos días se estaba quedando sin soporte oficial.

En Diciembre de 2013, es decir hace menos de un año, se finalizó con el complejo proceso de migración a Linux, pero en lugar de ser todo festejo para la comunidad del software libre se ciernen algunas sombras de dudas puesto que ahora algunos rumores indican que en Munich estarían analizando si no conviene volver a depender de Microsoft. Así parecen indicarlo algunos comentarios del alcalde Dieter Reiter, entre los cuales los más llamativos fueron quejarse por tener que esperar semanas hasta que le preparen un servidor de mail, o el hecho de que a su criterio el software libre atrasa bastante respecto a las soluciones de Microsoft.

Todo esto es secundado por Josef Schmid, otro político de peso en la ciudad germana, quien no descarta para nada la posibilidad de volverse a Windows y afirma que el gobierno local ya está analizando esta problemática junto a un grupo de expertos. Para Schmid hay dos inconvenientes principales: uno es el de la falta de compatibilidad y a causa de esto los usuarios de Munich han tenido problemas de interoperabilidad con usuarios de otras regiones y gobiernos de otras ciudades en cuanto a los formatos generados por apps open source, y otro es el de la sensación que tienen las altas esferas gubernamentales de que el software libre es caro, ello debido a que deben realizarse ciertos ajustes y desarrollo de software especializado.

Desde luego, no todos piensan como ellos y entre quienes creen que el futuro está en el proyecto LiMux se encuentra el Consejo de la Ciudad, que lo defiende y afirma que su utilización ha permitido a las arcas locales el ahorro de más de 13 millones de euros desde su implementación. También Karl-Heinz Schneider, jefe de servicios IT del gobierno de Munich, apoya el proyecto al afirmar que a veces en las primeras etapas de una implementación nueva pueden generarse más solicitudes de soporte técnico hasta tanto los usuarios estén cómodos con la plataforma, algo que desde luego no puede haberse logrado en apenas 9 meses (es el tiempo transcurrido desde la mencionada fecha de Diciembre de 2013 hasta aquí).

El artículo Munich analiza abandonar Linux y volver a Windows ha sido originalmente publicado en Linux Adictos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.