Islandia

Por diversos medios llegué ayer a la entrada de Krugman Iceland Exits , donde afirmaba que Islandia había empezado a recuperarse de su crack financierio, teniendo de nuevo a acceso a los mercados de capitales y una tasa de desempleo entorno al 7% – cuando antes de la crisis apenas superaba el 1% – . El economista pega la siguiente gráfica para afirmar que la recuperación estaba en marcha y con todo el tejido social intacto.

Según el economista, no se habían seguido las recetas habituales, sino:

  • Repudiar la deuda.
  • Devaluación de la moneda.
  • Control de capitales.

Todo eso, es una recuperación. Pero buscando un poco llego a la siguiente gráfico (fuente)

Eso es el cambio de la corona islandesa respecto al euro. Como puede apreciarse, a partir del otoño del 2008, sufre una devaluación frente al euro de más del 50% de su valor. Eso implica que si un islandés con 100 coronas suecas tenía un determinado poder adquisitivo para comprar vienes en el exterior, ese poder adquisitivo, se ha reducido en más de la mitad si compra bienes de un país que utilice el euro. Pero no es un mecanismo tan heterodoxo como afirma Krugman. Fue lo que hizo España, cuatro veces, a principios de la década de los 90. Ahora podemos imaginarnos, que ocurriría si tuviésemos la peseta y de buenas a primeras, se devaluara un 50% de su valor respecto al dólar. ¿Cuánto nos costaría importar por ejemplo el petróleo para mover el 90% de nuestro tráfico por mercancías por carretera?.

Pero aún hay más, buscando los datos de inflación de los últimos años. Y llego al siguiente gráfico (fuente)

¿De verdad que los precios te aumenten durante el 2008 y el 2010 por encima del 10% es una recuperación?. ¿Cuánto poder adquisitivo han perdido los islandeses a lo largo de esos tres años?. ¿Cuánto poder adquisitivo ha perdido lo ahorrado?.

Lo que me sorprende es como muchos, defiende la inflación, que es un impuesto oculto que afecta sobre todo a las clases más desfavorecidas, como un mecanismo para salir de la crisis económica en la que nos encontramos, para así disolver el valor de las deudas. Eso sí, siempre a costa del que no se endeuda y del que fue prudente administrando sus finanzas. Esos, que pierdan poder adquisitivo, que tenemos muchos derrochadores que salvar.

No está mal recordar la siguiente cita de Keynes, del que Krugman es seguidor (Keynes on Inflation , The Economic Consequences of the Peace)

By a continuing process of inflation, governments can confiscate, secretly and unobserved, an important part of the wealth of their citizens. By this method they not only confiscate, but they confiscate arbitrarily; and, while the process impoverishes many, it actually enriches some.

No sé si muchos de los que están aplaudiendo esa recuperación son conscientes de la gráfica y de la cita de Keynes.


Technorati Tags: ecomomía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *