Carta de despedida: Querido Windows

Fuiste bueno para mi al princpio, reimos mucho juntos tu y yo. Me presentaste a muchisimas personas. Fuimos buenos juntos. Pero luego empezaste a abandonarme todo el tiempo. Solo cooperando cuando le convenía a tu estado de ánimo, haciéndome enojar mucho, diciéndome lo que puedo y no puedo hacer. Tumbándome cuando estaba en medio de algo, o borrando mis cosas sin mi permiso. Eso no es atractivo. Pero permanecí contigo. Me sentía confortable estando contigo, todo me era familiar y simple. Hasta que no me dejabas entrar, tu decías que estaba haciendo algo ilegal cuando realmente no era así. Tú me conoces, hemos estado juntos desde que te compré en la tienda, yo nunca haría algo así. Pero hoy me doy por vencido, finalmente lo he logrado. 


He encontrado a alguien nuevo. Se llama Linux, y me trata bien. Seguro que tenemos algunos inconvenientes comunicándonos, no lo puedo escuchar, él no me puede escuchar. Pero trabajamos en eso, y nos estamos escuchando el uno al otro muy bien. Él es bueno para mi. Él no me echa o me dice qué  hacer. Él prefiere mi opinión, él escucha lo que tengo que decir y lo que quiero. Él no me enferma y no tengo que usar protección cuando quiero estar con el.

Hacemos todas las mismas cosas que tú y yo hacíamos. Pero es mejor con él. Ahora soy feliz.
Me alegra que ya no seas parte de mi vida.

Artículos relacionados

Widget by Hoctro | Jack Book

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.