¿Sobre qué pueden opinar los niños?

Los niños hacen preguntas de todo en su búsqueda constante de conocimiento, cuando todo parece desconocido. Luego crecen y las preguntas decrecen (cuando todo parece conocido), o tal vez no y se quedan atrapados en un sólo sé que no sé nada.
Es obvio que el entorno del niño es el germen de sus preguntas, de sus respuestas y del deseo, o no, de seguir preguntando. Tan obvio, como que también el entorno es el que hace que el adulto se haga o no preguntas y encuentre o no las respuestas.

¿Sobre qué pueden opinar los niños? Quizá para responder podríamos plantearnos otra pregunta ¿qué se le puede explicar a un niño? ¿Se puede responder a las preguntas que un niño se puede hacer al mirar el telediario, cuando escucha la radio, la calle? ¿O quizá los niños no ven los telediarios, ni escuchan la radio, ni la calle? ¿La opinión que tiene el niño es la opinión del adulto que le da la explicación? ¿no recibe más información? ¿Con qué edad se puede opinar sobre las noticias que aparecen en los medios de comunicación? ¿Sorprende que un niño crea tener una opinión sobre temas de actualidad? ¿Sorprende que un niño reciba la primera comunión y de esa forma legitime coscientemente su permanencia en la religión que su entorno eligió?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *