Resumen de lecturas (IV)

Que apropiadas son las tradiciones para poder tener más o menos actualizado este blog en las temporadas de poca inspiración. Si en diciembre pude actualizar gracias al cumpleaños de este espacio en enero toca una de las costumbres que más me gustan: el repaso a las lecturas del año anterior. Casualmente 2010 va a ser el primer año par en tener su propio resumen, tras los de 2005, 2007 y 2009.
Y, como es tradición, en primer lugar va la lista y en entradas consecutivas, un somero repaso a algunos de los libros más interesantes del año
  1. La isla del tesoro, de R. L. Stevenson
  2. Política y delito, de ¡Hans Magnus Enzensberger!
  3. Los Simpson y la filosofía, varios autores.
  4. The Castle of Otranto, del peculiar Horace Walpole
  5. Historia de un muerto contada por él mismo, de Alexandre Dumas
  6. Los mitos de Cthulhu, relectura del imprescindible volumen editado por Rafael Llopis
  7. El gran dios Pan, de Arthur Machen
  8. El almohadón de plumas, de Horacio Quiroga
  9. La filosofía en la época trágica de los griegos, de F. Nietzsche
  10. La sombra del torturador, de Gene Wolfe
  11. La garra del conciliador, continuación de la novela anterior y también, claro, de Gene Wolfe
  12. Klosterheim, o la máscara, del inclasificable Thomas de Quincey
  13. Antología del cuento triste, como su nombre indica, varios autores
  14. La sombra del asesino, recopilación de los mejores relatos detectivescos de la editorial Valdemar, varios autores
  15. Espadas contra demonios, de Fritz Leiber
  16. El diablo en la botella, de R. L. Stevenson
  17. Pedro Páramo, de Juan Rulfo
  18. Elminster en Myth Drannor, de Ed Greenwood
  19. Acero, de Todd Grimson
  20. Masters of Doom, de David Kushner
  21. 2010, Odisea Dos, de Arthur C. Clarke
  22. Los amantes, mi dosis anual de Connolly
  23. ¡Castigados sin tele!, un recopilación de relatos, regalo de la FNAC, varios autores
  24. A la cara, de Christa Faust
  25. Providence, de Juan Francisco Ferré
  26. Sefarad, de Antonio Muñoz Molina
  27. Cartas de España, de José Blanco White
  28. Bartleby the Scrivener – Benito Cereno, volumen con dos relatos de Herman Melville
  29. Un saco de huesos, de Stephen King
  30. Capturado, de Neil Cross
  31. El horror sobrenatural en la literatura, de H. P. Lovecraft
  32. Zombies, antología de varios autores
  33. Con la risa en los huesos, y
  34. Quien ríe el último, antología en dos volúmenes de los mejores relatos de humor de Valdemar
  35. Recuerdos de Lemuria, del infame Richard S. Shaver
  36. San Manuel Bueno, mártir, de Miguel de Unamuno
  37. Los muertos, de Jorge Carrión (lectura incompleta)
  38. Todo es eventual, de, otra vez, Stephen King
  39. El árbol de la ciencia, del melancólico Pío Baroja
  40. Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury
  41. Dying of the Light, de George R. R. Martin
  42. Un día en la vida de Ivan Denísovich, de Soljenitsin
  43. Matatrolls, de William King
  44. La rebelión de los tártaros, otro relato de Thomas de Quincey
  45. La fuerza de su mirada, de Tim Powers
  46. Crónicas italianas, de Stendhal
  47. Mientras escribo, ensayo metaliterario de Stephen King
  48. La larga marcha, de Stephen King bajo el seudónimo Bachman
  49. Corazones en la Atlántida, de, otro más, Stephen King
  50. El misterio de Salem’s Lot, de Stephen King
  51. El hobbit, de J. R. R. Tolkien
  52. Cementerio de animales, el séptimo (y último) libro de Stephen King de este año
  53. Puerta al verano, de Robert A. Heinlein
  54. The Brief, Wondrous Life of Oscar Wao, de Junot Díaz
  55. Ola de crímenes, de James Ellroy
  56. Inventory, una recopilación surrealista de listas de The AV Club
  57. Alcantarillado, gas y electricidad, de Matt Ruff
  58. Juego de tronos, de George R. R. Martin
En total, como se puede ver, 58 libros. En mi lista de lecturas no apunto cómics, sean humildes grapas o la novela gráfica más voluminosa del mundo, ni publicaciones más cercanas al formato revista como puede ser Mondo Píxel, a pesar de las casi 300 páginas de cada volumen, o fanzines. Tampoco caben aquí libros consultados para el trabajo, y tampoco otros volúmenes que se prestan más a la lectura y hojeado esporádico más que a una lectura convencional, entre los que cuento unos cuantos coffee table books que he comprado este año y otros que he ido acumulando y consulto de vez en cuando.
Este año (2010) he llevado un control un poco más cuidado de mi lista de lecturas, así que es más fiable que la de otros años un poco más caóticos, como 2009, pero, aún así, estoy convencido de que hay algún libro que se me escapa, probablemente alguno que haya leído en un viaje y se haya quedado en casa de mis padres. Quitando esto, no hay mucho que comentar en cuanto al volumen de lecturas ya que, más o menos, siempre acabo con las mismas cifras, alrededor de 50 los años flojos, alrededor de 60 los años más productivos.
Y, como decía al principio, más comentarios en próximas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *