Lanark – A Life in Four Books (inglés) / Gray Alasdair

Gray Alasdair

Autor: Gray Alasdair
Idioma: inglés

Acerca de Lanark – A Life in Four Books (inglés)
Mientras estudiaba en la Escuela de Artes de Glasgow, Gray comenzó a escribir ese libro soñado, el cual recién culminaría… 25 años después!!. Esa obra, “Lanark: la vida en cuatro libros” iba a ser cosa grande. Y vaya si lo fue: cuando se publicó en 1981, sus más de 1000 páginas catapultaron a su autor al trono de las letras escocesas. Gray fue considerado uno de los propulsores del renacimiento literario del país británico, y Lanark, uno de los “hitos” que definen a la ficción del siglo XX, tal cual sostiene el prestigioso periódico inglés The Guardian.
Lanark es sobre todo una novela con importante presencia autobiográfica: en una de las historias, el protagonista es un estudiante de arte de Glasgow en los años ’50, mientras que la segunda transcurre en una Glasgow del futuro, donde se ejerce una especie de control social opresivo, que muchos críticos insisten en relacionar con el lastre de los años de infancia del escritor, transcurridos entre enfermedades y la evacuación forzosa a causa de la guerra. La presencia de ilustraciones y el cuidado especial que presta a las tipografías en Lanark, serán una marca registrada en toda su producción posterior. Gray se preocupa hasta el mínimo detalle de todas las etapas de producción del libro, utilizando por momentos técnicas laboriosas, como corte y pegado de secciones, y una exhaustiva labor de “bosquejo” de su obra, en los que trabaja con textos y dibujos. Esta forma de concebir la obra fue una de las que propició que gran parte de la crítica la considerara posmoderna, categorización de la que rehuye el escocés: “todos los dispositivos literarios y tipográficos en Lanark fueron aprendidos de libros premodernos como Las mil y una noches, Alicia en el País de las Maravillas, La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy. Entonces la palabra Postmoderno no creo que sea la apropiada para definir mi trabajo”.

En un intento por buscar referentes artísticos en esta forma de concebir la obra, el escritor esgrime que “los libros y tiras cómicas que más disfruté de niño eran producidos e ilustrados por sus autores, como Just so stories, de Rudyard Kipling y todo el trabajo de Beatriz Potter. Como los monjes que decoraron las copias de las Sagrada Escrituras, intento al escribir, ofrecer todo el placer visual a los lectores”.

Conseguir este libro:
Mercado Libre
Librería Santa Fe
Ebookio
Google Libros
Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.