¿Dónde se justifica la diferencia de precio en un ordenador Apple?

He realizado un sencillo ejercicio para ver la diferencia de precios de ordenadores entre Apple y otras marcas de primer orden. Para ello, no he escatimado en un equipo normal, si no en uno de alta gama. En este post solamente hablo de la máquina, no del sistema operativo Mac (que da también para otro post).

La lista comparativa es la siguiente:

Apple MacBook Pro
CPU: Core i7 2,63GHz
Memoria: 4GB DDR3 1,066GHz
Disco duro: 500GB
Unidad HD: DVD/CD
Pantalla: 17 pulgadas
Precio: 2419,99 euros

Lenovo ThinkPad T410i
CPU: Core i7 2,63GHz
Memoria: 4GB DDR3 1,066GHz
Disco duro: 500GB
Unidad HD: DVD/CD
Pantalla: 17 pulgadas
Precio: 2323,2 euros

HP EliteBook 8740w
CPU: Core i7 2,63GHz
Memoria: 4GB DDR3 1,333GHz
Disco duro: 500GB
Unidad HD: DVD/CD
Pantalla: 17 pulgadas
Precio: 1802 euros

Sony Vaio VPC-EC3X5E
CPU: Core i7 2,80GHz
Memoria: 6GB DDR3 1,066GHz
Disco duro: 640GB
Unidad HD: BlueRay/DVD/CD
Pantalla: 17,3 pulgadas
Precio: 1339 euros

Mountain Performance 17
CPU: Core i7 2,66GHz
Memoria: 4GB DDR3 1,333GHz
Disco duro: 500GB
Unidad HD: DVD/CD
Pantalla: 17,3 pulgadas
Precio: 1074 euros

Toshiba Satellite A660-13T
CPU: Core i5 2,26GHz
Memoria: 4GB DDR3 1,066GHz
Disco duro: 640GB
Unidad HD: DVD/CD
Pantalla: 16 pulgadas
Precio: 899 euros

Vista la lista, la mejor opción sería el Sony Vaio, pues presenta más potencia de CPU, más memoria, más disco duro y el BlueRay, por una diferencia de precio de 1081 euros (casi la mitad). Si el Vaio se configura con 4GB de RAM, 500GB HDD y DVD, el precio sería de 1108,99 euros (menos de la mitad). Resulta cuanto menos curioso que también el Mountain Performance tenga las mismas características que el MacBook Pro y cueste menos de la mitad.

Me pregunto, ¿cómo justificar la diferencia de precio?. Componentes de alta calidad ya lo encontramos en todas estas marcas, y todas están preparadas para aguantar condiciones extremas de trabajo. Quizá la tarjeta gráfica (Mac utiliza una nVidia), pero alguno de estos ordenadores (como el HP) también usa la misma, y el precio es muy inferior. El Lenovo puede justificar su elevado precio gracias a que está diseñado muy ergonómicamente y a que está construído con materiales muy resistentes a caídas y golpes, así como también contra el polvo. ¿La carcasa de aluminio? No creo que justifique tanta diferencia, y ya hay varios ordenadores en el mercado con una carcasa así y ni se acercan a esos precios. ¿El sistema operativo? Visitando la página de El Corte Inglés, el Windows 7 Professional (el más alto y caro), cuesta 354 euros. En la página de Apple, el Mac OS X Server con licencia ilimitada son algo menos de 500 euros. El sistema operativo instalado no es de servidor, y debería costar bastante menos. La actualización a la versión 10.6 (que creo que tiene el sistema completo), cuesta tan sólo 30 euros. Y estamos hablando de un sistema operativo basado en Unix, que comparte su corazón y sus aplicaciones, y al que se le ha puesto una interfaz de usuario bastante usable, y en el que se ha automatizado mucho las operaciones más duras y técnicas. Aún así, no justifica tanta diferencia.

A un Apple lo veo como un ordenador tuneado: mucho diseño, muy bonito, con lucecitas y chorraditas varias, pero no aporta valor añadido ni práctico a lo que realmente es: un PC. Imaginemos un coche con motor, distribución, cambio, frenos, dirección y chasis de alta gama. Sobre esta arquitectura varios fabricantes añaden el resto al coche: carrocería, cuadro de mandos, volante, asientos… Desde luego, un fabricante que exhibe el mejor diseño llamará más la atención, y si encima plantea el mejor marketing, el éxito estará asegurado. Pero el coche no correrá más ni hará más cosas. Incluso el diseño perjudicaría otros aspectos importantes (por ejemplo, recortar los amortiguadores para mayor deportividad, fastidiaría los bajos en baches, rampas, bordillos, etc.; o unas ruedas más anchas y de perfil más bajo, son más deportivas, pero se consumen mucho más rápidamente y son contraproducentes en caminos cuando llueve). Puede ser un ordenador bello, pero no es más eficiente, ni más rápido, ni resuelve operaciones especiales… Es el mismo ordenador pero con un aspecto más bello y agradable. A mi me gusta. Pero no así la diferencia, la cual veo injustificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.