Cubano come vidrio sin daños internos

Muchos os habréis preguntado de dónde provenía mi blog; pues bien, es una réplica, y digo réplica porque no es un plagio, de una sección de El Diario de Noticias de Navarra. Y digo lo de plagio es porque está muy en boca de todos eso de copiarse y hacerse «marranadas» de patentes, ideas y demás…Simplemente tomé el mismo título y la misma idea, lo demás son noticias y cosas que yo leo por la red; aunque como hoy, se da el caso de que he elegido una noticia de ésta edición.
Esta sección la he leído siempre, digamos que es el toque de humor de un periódico que, como todos, desde hace ya tiempo se tintan de tonos amarillistas porque pareciera que en éste mundo no hay mas que desgracias, problemas y terrorismo…
Repasando la prensa me he encontrado lo siguiente (encabezando el post de hoy) «Un cubano de 70 años asegura comer vidrio a gusto desde los 6 años». Mi cara al terminar de leer el artículo es entre risa, llanto y asombro; ¿cómo es posible que alguien, humano, devore bombillas fluorescentes sin causarse daños intestinales? Increíble. El protagonista, además, narra un encuentro que tuvo con Fidel Castro, quien lo mandó estudiar debido a la gran incredulidad de lo que sus ojos veían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.